Por un menú vegano en los colegios del País Vasco

Legediari beguratuz, 22ko 8/2015 Lege Organikoak 2. artikuluan adierazten duenez, adingabe orok du eskubidea bere interes gorena balioesteko eta lehentasunezkotzat jotzeko berari dagozkion ekintza eta erabaki guztietan, eremu publikoan zein pribatuan. Askotan, erakundeen erantzunak eskubide horien aurkakoak dira. Horregatik, Europako zenbait herrialdetan gertatzen den bezala, Euskadiko ikastetxe eta ikastola guztietako jantokietan aukera beganoa eskaintzea eskatzen dugu, ikasleko diru-kostua igo gabe. Aldi berean menu hau orekatua eta kalitatezkoa izan dadin eskatzen dugu. Kontua oso erraza da: animaliengandik eratorritako proteina jarri ordez, lekaleak jartzea. Aukera hau etikoagoa, ekonomikoagoa eta sustengarriagoa da. 

Gure elkartetik, Eusko Legebiltzarreko politikariei galdetu nahi diegu ea zergatik dagoen arbuiatuta elikadura beganoa ikastetxeetan, zergatik urratzen diren horrela lehen aipatutako oinarrizko eskubideak. Konstituzioak esaten du ezin dela inor diskriminatu bere pentsaera, arraza edo erlijioaren arabera. Menu beganoa eskaintzeko erabakia ezin da ikastetxe kontzertatu bakoitzaren borondate onaren esku utzi, Eusko Jaurlaritzaren Hezkuntza Sailak aitortutako eta araututako haurren eta familien eskubide bat izan behar du. Aldi berean Ikastolen Elkarteari ere zuzentzen gatzaizkio, eskari hau indarrean jartze aldera.


La Ley Orgánica 8/2015, de 22 de noviembre, establece en su artículo 2 que todo menor tiene derecho a que su interés superior sea valorado y considerado como primordial en todas las acciones y decisiones que le conciernan, tanto en el ámbito público como privado. En muchas ocasiones, las respuestas de las instituciones son contrarias a estos derechos. Por eso, como ocurre en algunos países europeos, pedimos que en los comedores de todos los colegios de Euskadi se ofrezca una opción vegana, sin que suba el coste económico por alumno. Pedimos que este menú sea a la vez equilibrado y de calidad. Porque incluso en los lugares donde hemos conseguido implantar el menú, todavía se basa exclusivamente en huevos y soja y los alimentos para adquirir proteínas vegetales son muchos más. La cuestión es muy sencilla: en vez de poner proteína derivada de los animales, poner legumbres. Esta opción es más ética, económica y sostenible.

Desde nuestra asociación queremos preguntar a los políticos del Parlamento Vasco por qué la alimentación vegana está rechazada en los colegios, por qué se vulneran así los derechos fundamentales antes mencionados. La Constitución dice que nadie puede ser discriminado por su forma de pensar, raza o religión. La decisión de ofrecer un menú vegano y vegetariano no puede dejarse en manos de la buena voluntad de cada centro concertado, debe ser un derecho de los niños y familias reconocidos y regulados por el Departamento de Educación del Gobierno Vasco. Al mismo tiempo nos dirigimos a la Asociación de Ikastolas para la entrada en vigor de esta solicitud.

Comparte!